Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2009

Sueños

Imagen
ARTISTA: Akiane Kramarik

La mirada hacia lo infinito me hace sentir que mis sueños van más allá de lo que puedo ver.... mis sueños pueden no tener fin.
Aunque pensándolo mejor, Sí tienen un fin...y lo eres tú.
Mi anhelo es permanecer en tu regazo, en tu cobijo.
Tú eres mi sueño.

Háblame Padre!

Mi Padre, cuando ansío desde lo más profundo de mis entrañas hables conmigo...
Háblame en el silencio, en el silencio háblame Padre!! Quiero escucharte tí como la amada desea escuchar a su amado en su regreso del día. Con ternura, amor y esperanza; pero más a tí que iluminas mi vida, que me has rescatado, que velas por mi futuro.

Háblame Padre!, con la magestad y el esplendor de tu gloria a través de un río, un ocaso o las olas del mar. Háblame Padre! en la arena del mar, en los pájaros que diseñan el cielo o con el verdor de tus arboles.
Háblame Padre en la soledad de mi alcoba o a través de una canción...pero háblame Padre! .
Me deleito en saber ¿qué piensas?, te agrada lo que hago?, quiero saber si mis acciones te son agradables?

Háblame Padre! en el silencio del silencio y permíteme contemplarte escuchándote ahí ...donde es perfecta tu voz. En el silencio que trae tu paz...
Yaveh, eres Santo, perfecto, eterno, eres....... eres todo y todo lo abarcas!
Háblame Padre, háblame mi Dios!!

No merecía tanto Amor.

Al regresar del Curso Apolo, dando vueltas en mi cabeza sobre todo lo aprendido, llegaron a mi mente y a mi corazón las palabras "dejame besar tus heridas". De inmediato supe que era una canción, lo que no sabía a ciencia ciertas cual era, pero sí que era de uno de mis artistas favoritos, Jesús A. Romero.
Encendí la PC para buscar la melodía que rondaba en mi mente y sentía en mi corazón. La encontré al clic, como si me estuviera esperando... encendí las bocinas y me puse a escuchar detenidamente.
Sentí que mi corazón se aceleraba más y más al escuchar aquella canción..no lo entendía; pero lo que sí sabía es que mi Padre quería hablarme a través de ella.
Me preguntaba ¿Qué me quieres decir Señor que me siento tan inquieta y a la vez con una profunda paz? Algo hermosamente inexplicable.
Acaso.. ¿Es que debo hacer memoria de que me has amado tanto que hace 2009 años diste tu vida por mí, y como muestra heridas en tus manos? o talvez si en mi diario vivir debo recordar más a menudo…