No merecía tanto Amor.

Al regresar del Curso Apolo, dando vueltas en mi cabeza sobre todo lo aprendido, llegaron a mi mente y a mi corazón las palabras "dejame besar tus heridas". De inmediato supe que era una canción, lo que no sabía a ciencia ciertas cual era, pero sí que era de uno de mis artistas favoritos, Jesús A. Romero.
Encendí la PC para buscar la melodía que rondaba en mi mente y sentía en mi corazón. La encontré al clic, como si me estuviera esperando... encendí las bocinas y me puse a escuchar detenidamente.
Sentí que mi corazón se aceleraba más y más al escuchar aquella canción..no lo entendía; pero lo que sí sabía es que mi Padre quería hablarme a través de ella.
Me preguntaba ¿Qué me quieres decir Señor que me siento tan inquieta y a la vez con una profunda paz? Algo hermosamente inexplicable.
Acaso.. ¿Es que debo hacer memoria de que me has amado tanto que hace 2009 años diste tu vida por mí, y como muestra heridas en tus manos? o talvez si en mi diario vivir debo recordar más a menudo que tu amor por mí te llevo a la cruz para redimir mis pecados? pero ¿quien soy yo Mi Señor...cuando se me olvida tu sacrificio y tengo que luchar con mi conducta??
No.. Señor.. no merecía tanto amor!! Gracias a tu Misericordia soy una nueva persona y solo por tu bondad hoy estoy aquí para ser instrumento de tu voluntad...
Señor abrázame siempre y no me apartes nunca de tu lado.
Déjame sentirme siempre amada por tí. Ese amor eterno, inmenso.. Ohh mi Rey que hermoso es sentir tu presencia en vida!! Ohh mi Jesús, déjame besar tus heridas y con mis lágrimas lavarlas!!
Tu amor es mi anhelo mi Cristo.

Déjame besar tus manos y tus pies.....No, no merecía tanto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Háblame Padre!

Un Corazón que busca......